Desarrollo de productos

Desarrollar nuevos productos es un proceso complejo pero apasionante para nosotros. Evaluamos de forma exhaustiva cada nueva posibilidad de ofrecer un producto innovador y de calidad, para que nuestro catálogo siga creciendo a disposición de productores hortícolas de todo el mundo.

I+D CON SEMILLAS


Nuestro equipo de investigación realiza ensayos exhaustivos con semillas en diferentes lugares del mundo. Así, vamos descubriendo todas las posibilidades a nuestro alcance para ofrecer los mejores productos finales a nuestros clientes.

Comenzamos los ensayos en nuestra sede central, en el condado de Surrey, en el Reino Unido, y después vamos perfeccionando nuestro trabajo con productores especialistas en diferentes regiones y con compañías de ensayos independientes.

Cultivamos las semillas de la manera más fiel posible a como las utilizan los productores con sus cultivos comerciales, lo que nos hace comprender más fácilmente nuestra producción de cara a su comercialización.

RESULTADOS DE LOS ENSAYOS


En cada etapa, el desarrollador del producto evalúa las nuevas variedades en comparación con las existentes y colabora con el breeder y el personal de ventas. Además, elabora un informe sobre su rendimiento detallado.

Es habitual probar las variedades durante varios años para recopilar la información necesaria que garantice la mejor calidad de nuestros productos cuando los ponemos a la venta.

En Tozer contamos con numerosos informes sobre el desarrollo de nuestros productos e información detallada sobre futuros ensayos, que se pueden encontrar en la sección de noticias de nuestra web.

COMERCIALIZACIÓN


Cuando el equipo de desarrollo de producto y el personal de ventas deciden pasar a la siguiente etapa, valoramos el potencial de la nueva variedad con nuestros socios de la cadena de suministro.

En muchas ocasiones un concepto de venta surge durante estas conversaciones y las nuevas variedades se someten a ensayos en plantas de tratamiento, envasado y conservación.

Normalmente son necesarios algunos años para que un nuevo producto finalmente se comercialice, ya que debe superar exhaustivos ensayos y pruebas para garantizar su éxito y la máxima calidad.